fbpx

¡Hasta 35% DE DESCUENTO!

¡ENVÍO GRATIS POR TIEMPO LIMITADO

COMPRA 100% SEGURA

ENVÍO GRATIS POR COMPRAR SUPERIORES A $180.000

Meditación: Guía rápida para principiantes

La meditación es una práctica antigua que está volviéndose cada vez más popular en los últimos años, ¿por qué?, porque aporta muchos beneficios para el bienestar mental y emocional. Además, es muy útil en estos días de aislamiento.

Beneficios de meditar:

  • Incrementa tus emociones positivas.
  • Fortalece tu capacidad de atención.
  • Ayuda a empatizar mejor con los demás.
  • Mejora tu auto control emocional.

Pero meditar no siempre es fácil, sobre todo al inicio, pues requiere disciplina y práctica para perfeccionar su ejecución. Y, por mucho que parezca que no es muy demandante físicamente, exige esfuerzo. Así que, si quieres lograr una meditación exitosa, presta atención a los siguientes pasos:

Cómo meditar, en 6 pasos

La clave principal para desarrollar este hábito es encontrar el momento y la postura ideal para ti, pero para esto, primero debes sentirte de una forma relajada. Puedes empezar por la ropa, quítate los zapatos, los accesorios, y colócate ropa ancha, entre más comodidad mejor.

1. Ponte ropa cómoda

La clave principal para desarrollar este hábito es encontrar el momento y la postura ideal para ti, pero para esto, primero debes sentirte de una forma relajada. Puedes empezar por la ropa, quítate los zapatos, los accesorios, y colócate ropa ancha, entre más comodidad mejor.

2. Escoje un lugar tranquilo

No tiene que ser un lugar completamente en silencio. Debería ser un lugar donde te sientas completamente a gusto y sin interrupciones. Puede ser tu cuarto, el patio, la sala u otro lugar.

3. Adopta una postura correcta

Para meditar debes sentarte correctamente, es decir, en el suelo con la espalda recta, pero sin tensiones. Siempre respirando hondo y manteniendo los hombros y brazos relajados. Algunas personas prefieren sentarse en una silla o de rodillas, y otras también adoptan una posición acostada. Sea cual sea la posición que tomes, la espalda siempre debe estar recta y el cuerpo, sobre todo los hombros y brazos, relajados.

4. Concentrate en algo

Concentra tu atención en un objeto o en tu propia respiración (con los ojos cerrados) cuando inicias la meditación. Ya luego puedes concentrarte en otras cosas como un “escaneo de tu cuerpo”, donde recorres cada parte de tu cuerpo con tu mente, como si hicieras un checkeo de que todo está bien.

5. Ignora los pensamientos

Mientras meditas llegarán pensamientos a tu mente: problemas personales, la situación actual del mundo, o incluso la incertidumbre de si estas meditando bien o no. Sólo déjalos fluir, y regresa tu atención a donde estaba antes, ya sea el objeto, tu respiración o el escaneo del cuerpo.

6. Aumenta tu tiempo de meditación poco a poco

Cuando estás empezando en esto de la meditación, debes empezar poco a poco para luego ir aumentando el tiempo. Puedes comenzar con una meditación de un minuto, y, progresivamente, llegar a los 20 o 30 minutos diarios de meditación.

Lo más importante de todo es convertir la meditación en una práctica diaria, de manera que aproveches sus beneficios cada día.

Esperamos que este artículo haya sido útil para ti, puedes ver más como este en nuestro Blog. También puedes seguirnos en Instagram como @ropanegraco.

3 bolsos que no deben faltarte en tu próximo viaje:

Podría interesarte